lunes, 13 de marzo de 2017

Los dones espirituales, arma de guerra- Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla


Los dones espirituales, armas de guerra
Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. 2. Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. 3. Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. 4. Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9. a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (I Corintios 12:1-11)

Estamos viendo varias armas de guerra espiritual, porque necesitamos estar bien armados para la batalla.
Los dones son un arma de guerra práctica, ya que han de estar funcionando habitualmente en la iglesia.
Este pasaje nos muestra varias cosas:

1.- No debemos ignorarlos.- No quiero, hermanos, que ignoréis” (V.1)
Ningún soldado inteligente ignora sus armas.
Las armas son importantes para la conquista, por eso no debemos ignorar los dones, Dios quiere que conquistemos.

2.- Los dones evitan que nos desviemos.- “Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba”
Los dones del Espíritu Santo tienen la función de mantenernos en la iglesia con la doctrina correcta.
Sin los dones del Espíritu Santo la gente se desvía mucho, incluso pueden llegar a adorar ídolos mudos.

3.- Los dones del Espíritu Santo levantan a Jesús.- V.3. “Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo”
Con los dones del Espíritu Santo se reconoce a Jesús como Rey y ya hemos  visto que levantar a Jesús es un arma poderosa de guerra.

4.- Los dones introducen el poder de Dios en la tierra.- Dios mete su mano y actúa a través de los dones en este planeta.

5.- Funciones de la trinidad.- (V.4-6) en estos versículos se nos muestra algunas funciones de la trinidad con respecto a la iglesia.
El Espíritu Santo da los dones.- “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo”
El Hijo da los ministerios (servicios).- “Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo”
El Padre da las operaciones (acciones).- “Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, es el mismo”

6.- Los dones son para provecho.- “A cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho”
Una iglesia llena de los dones del Espíritu Santo es provechosa, produce cosas buenas.

7.- Dones.-
Sabiduría.- Conocer las intenciones del Espíritu Santo para aplicarlas en la iglesia.
Conocimiento.- Recibir de parte de Dios información que no ha llegado de ninguna otra manera.
Fe.- Reconocer en cada situación los propósitos de Dios y confiar en Dios hasta que todo acabe.
Sanidades.- Servir como intermediario humano para sanar enfermos sin medios medicinales.
Milagros.- Servir como intermediario humano para que Dios haga hechos poderosos contrarios a las leyes naturales.
Profecía.- transmitir a otras personas el mensaje del Señor.
Discernimiento de espíritus.- Saber si ciertas clases de conductas o enseñanzas son de Dios o del diablo.
Lenguas.- alabar a Dios en un lenguaje que nunca se a aprendido.
Interpretación de lenguas.- Traducir a un idioma conocido las lenguas que otro habla en un idioma desconocido.


Cuando nos movemos en los dones del Espíritu, lo de Dios se hace normal en la iglesia, se vive en la tierra pero disfrutando de lo del cielo.
                                                    Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

lunes, 6 de marzo de 2017

Levantar a Cristo, arma de guerra- Iglesia cristiano evangelica Manantial de vida de Sevilla

Levantar a Cristo, arma de guerra
 Iglesia cristiano evangelica Manantial de vida de Sevilla
Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14. Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15. El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16. Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.17. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:13-18)

Hemos visto dos armas de guerra: La alabanza y la oración.
Ahora vamos a ver otra arma de guerra del cristiano, que es levantar a Cristo.

1.- Mundo en confusión.- vivimos en un mundo en confusión, los apóstoles también, y Jesús les hace una pregunta “¿Qué dicen los hombres que es el hijo del hombre” Unos decía que era Juan el Bautista, otros Elías, otros Jeremías, etc.
Ahora pasa igual, la gente está confundida y cada uno cree una cosa, estamos como cristianos y como iglesia rodeados de opiniones diferentes, y contradictoria, unos son ateos, otros pertenecen al Islam, otros a diferentes sectas, otros católicos, en fin, estamos rodeados de múltiples opiniones, y creencias distintas.

2.- Opinión importante.- Cuando los apóstoles le dicen todo lo que la gente opina, Jesús les pregunta: “¿Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”
La única opinión importante para Dios es la tuya. Dios busca a gente que le crea, que opine como Él y que sea capaz de vivir de acuerdo a su voluntad.
Un hombre con fe en Dios puede hacer mucho más que la opinión de miles de impíos.

3.- La clave.- Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”
Pedro, reconoce a Jesús como el Mesías, como el hijo de Dios.
Pedro levantó la persona de Cristo, levanta tú la persona de Cristo y todo va a ir bien.
Donde se respalda a Jesús hay respaldo de Dios.

4.- Es revelación.- Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”
Dios es quien revela la importancia de Cristo. El día que te convertiste, viste un mundo nuevo, entraste en una nueva dimensión, y eso fue una revelación.
No es un convencimiento intelectual, es una revelación de Dios a lo más profundo de tu ser.
Cuando uno recibe esta revelación de Dios es feliz “Bienaventurado” es lo mejor que nos puede pasar.
Creer en Jesús es revelación del Padre.
Cuando nos acercamos a Dios Él nos va a dar revelación de sus cosas.
Estando cerca de Dios logramos cosas para Él.

5.- “Sobre esta roca”.- La declaración de Pedro “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” es la base sobre la que está edificada la iglesia.
Cuando se levanta a Jesús la iglesia es edificada por Él.
Cada iglesia es diferente, tiene una personalidad distinta, porque Dios ha ido edificando en cada iglesia según a Él le ha parecido.
Hemos de dejar que Dios edifique la iglesia, y añada gente. Todo eso lo hace Dios.

6.- Cuando se levanta a Cristo “Las puertas del Hades no prevalecerán”.- Hay victoria cuando se levanta a Jesús, Dios actúa cuando se lavanta a Jesús y las puertas del Hades no pueden prevalecer.

El diablo no puede vencer a una iglesia que levanta a Cristo.
 Iglesia cristiano evangelica Manantial de vida de Sevilla

lunes, 27 de febrero de 2017

La oración, arma de guerra
Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. 24. Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; 25. que por boca de David tu siervo dijiste:  ¿Por qué se amotinan las gentes,  Y los pueblos piensan cosas vanas? 26. Se reunieron los reyes de la tierra,  Y los príncipes se juntaron en uno  Contra el Señor, y contra su Cristo. 27. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28. para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera. 29. Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, 30. mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. 31. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios” (Hechos 4:23-31)

Los apóstoles están en un momento de victoria-persecución.
Han sido encarcelados por el milagro de sanidad de un cojo. Son apresados pero los cojos andan.
Es una mezcla de sentimientos y ellos saben dejarse llevar por el Espíritu Santo de Dios y tras dar testimonio son liberados.
Cuando regresan con los hermanos y les cuentan lo ocurrido estos automáticamente se ponen a orar.
Es una oración de guerra y en ellas podemos ver algunas características de este tipo de oración.

1.- La oración de guerra cree en la soberanía de Dios.- “Soberano Señor” (V.24) Esta oración reconoce que Dios es el rey, que nosotros somos sus súbditos y que Él es el soberano, el que gobierna.
La oración de guerra busca la voluntad del Dios soberano, se pone de acuerdo con Él y ora por ello.
Dios es el que decide sobre que tenemos que orar y nosotros obedecemos y oramos por eso.
La oración de guerra es necesario que se haga lleno del Espíritu Santo y siendo dirigidos por Dios.

2.- La oración de guerra cree en el poder de Dios.-  “tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay” (V.24) El guerrero de oración sabe que no está orando a un Dios pequeño, sino al que hizo los cielos, la tierra y todo lo existente.
Hay que orar sabiendo que nos respalda el Dios que todo lo puede.

3.- La oración de guerra es respaldada por la Biblia.-que por boca de David tu siervo dijiste” (V.25)
Los hermanos aquí recitan el salmo dos. Usar la Biblia para orar es un instrumento de guerra ya que Dios cumple su palabra.
Orar proclamando la palabra de Dios es un arma de guerra eficaz.

4.- La oración de guerra clama por nuevas conversiones.- Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra” (V.29)
Que muchos conozcan a Dios, que la iglesia crezca, esto forma parte de las peticiones de la oración de guerra.

5.- La oración de guerra clama por prodigios.- “mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús” (V.30)
El soldado del reino de Dios clama a Dios para que se manifieste de forma sobrenatural el poder de Dios aquí abajo en la tierra.
No falsifica el poder de Dios, sino que ora a Dios para que su poder se manifieste de forma real.

6.- La oración de guerra es en el nombre del Señor Jesús.- “mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús” El guerrero del reino de Dios no pretende llevarse la gloria, sino que el nombre de Jesús sea honrado y exaltado.

7.- La oración de guerra está llena de fe.- “Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo” (V.31)
La oración de guerra con fe produce resultados.
La gente puede decir que tiene fe, y está bien, pero la auténtica medida de la fe son los resultados.
La oración de guerra con fe se manifiesta con el respaldo de Dios.
No vale solo repetir palabras, no estamos hablando de rezos o mantras, estamos hablando de fe y de poder de Dios.


miércoles, 8 de febrero de 2017

La alabanza, arma de guerra- Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

La alabanza, arma de guerra
 Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

Te exaltaré, mi Dios, mi Rey, Y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. 2. Cada día te bendeciré, Y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. 3. Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; Y su grandeza es inescrutable. 4. Generación a generación celebrará tus obras, Y anunciará tus poderosos hechos. 5. En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, Y en tus hechos maravillosos meditaré. 6. Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, Y yo publicaré tu grandeza. 7. Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, Y cantarán tu justicia. 8. Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia. 9. Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras. 10. Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, Y tus santos te bendigan. 11. La gloria de tu reino digan, Y hablen de tu poder, 12. Para hacer saber a los hijos de los hombres sus poderosos hechos, Y la gloria de la magnificencia de su reino. 13. Tu reino es reino de todos los siglos, Y tu señorío en todas las generaciones. 14. Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos. 15. Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. 16. Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente. 17. Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. 18. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. 19. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. 20. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos. 21. La alabanza de Jehová proclamará mi boca; Y todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre” (Salmo 145)

Como hemos visto con anterioridad, el reino de Dios tiene su ejército, y este ejército necesita armas.
En el reino de Dios nuestras armas son diferentes a las usadas por el resto de los ejércitos de la tierra porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (II Corintios 10:4)
Este salmo nos habla de una de las armas del ejército de Dios, la alabanza.
1.- Exaltar a Dios y a su nombre.- (V.1) El soldado de Dios ha de exaltarle ¿Qué sale de nuestros labios?
Cuenta sus maravillas, proclama su grandeza.

2.- Exalta a Dios cada día.- (V.2) La alabanza no es algo que se hace cuando se siente o cuando todo va bien,  es algo de cada día.
Nuestros sentidos nos engañan, pero Dios no.

3.- Proclamemos que Dios es grande.- (V.3) Su grandeza es inescrutable, es tan grande que no podemos ni imaginárnoslo.

4.- Alabemos a Dios por lo que es y por lo que hace.- V.5.- En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, Y en tus hechos maravillosos meditaré.
Meditemos en Dios, no dejemos de pensar en su grandeza.
No dejemos que nuestra mente se llene de otras cosas, sino meditemos en Dios, y tendremos fuerzas para el combate.

5.- Hablar y publicar.- (V.6) Hablar es algo limitado, se transmite a la gente cercana, pero publicar es hacer que llegue a todos los rincones.
Proclamar es también hacer llegar lejos lo que se habla.

6.- Dios es bueno.- (V.8-9) No entenderemos la totalidad de su bondad y su clemencia hasta que estemos en el cielo y veamos todo lo que nos ha perdonado.

7.- Bendigamos a Dios.- (V.10) Hablemos bien de Él.

8.- Da testimonio de su poder.- (V.11) Cuando Dios haga algo contigo no lo calles, dilo a la gente, que todos sepan la grandeza y el poder de tu Dios.

9.- Hagamos saber a otros.- (V.12) La gente no sabe quien es nuestro Dios, es importante que nosotros se lo digamos.

10.- Su reino es eterno.- (V.13) Por la eternidad es rey, estamos en el bando vencedor, nuestro rey va a ser rey por siempre, nadie va a quitarle el reinado.

11.- Sostiene a los caídos.- (V.14) Los heridos en el campo de batalla serán sostenidos por el mismo Dios.

12.- Dios es proveedor.- (V.15-16) Toda la logística de su ejército viene de Él. No te preocupes por los suministros, Dios te los va a traer.

13.- Dios está cerca de sus siervos.- (V.18) No peleamos solos, Él nos acompaña.

14.- Cumplirá nuestros deseos.- (V.19) Cuando su ejército cumple sus órdenes y obedece a Dios, tiene un plus, sus deseos son importantes para Dios, y los suple.

15.- Dios nos protege.- (V.20) Los soldados van a la guerra con parapetos, o patrullas que están para apoyarlos en caso de necesidad. El guerrero de Dios está cubierto por Dios mismo.

16.- Tu boca es tu arma.- (V.21)La alabanza de Jehová proclamará mi boca”
Alaba a Dios, proclama sus maravillas, tu boca es tu arma en la guerra contra Satanás.


  Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

lunes, 30 de enero de 2017

Un reino de paz- Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla

Un reino de paz
 Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla
Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2. Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3. El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4. ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5. Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. 7. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 9. Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 10. Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11. Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,  Y toda lengua confesará a Dios. 12. De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 13. Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. 14. Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es. 15. Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió. 16. No sea, pues, vituperado vuestro bien; 17. porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 18. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. 19. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” (Romanos 14:1-19)

Las relaciones siempre son complicadas. Es difícil llevarse bien con todo el mundo durante todo el tiempo.
 Es normal que haya roces.
En la iglesia de Roma también surgieron problemas de relaciones y el apóstol Pablo les indica que el reino de Dios es un reino de paz.
Este pasaje nos indica cómo convertir las relaciones en un reino de Paz.

1.- Recibir.- “Recibid al débil en la fe” hemos de tener un corazón dispuesto para recibir a otros.
El orgullo establece fronteras, el reino de Dios está abierto para todos.

2.- Evita la contención.- (V.1) “No para contender sobre opiniones” Literalmente dice “No para juicios de razonamiento”.
No estamos para debates intelectuales, ni para defender nuestras posiciones teológicas.
Por supuesto no está hablando de doctrinas básicas, sino de aquellas cosas que nosotros le podemos dar importancia, pero no son fundamentales para la vida cristiana.
Nuestra función es establecer un reino diferente, donde la paz ha de reinar.
Desechemos el espíritu de boxeador que va buscando a derecha e izquierda con quien pelear.
“Si buscas peleas las vas a encontrar”
Si no la buscas es muy difícil que te veas envuelto en una.

3.- No menospreciar.- (V.3) “El que come, no menosprecie al que no come”
Nos valoramos mucho a nosotros mismos y a nuestras opiniones y menos preciamos a los otros y las opiniones de los demás.
Date el privilegio de considerar que tal vez no llevas la razón en todo.
“En la multitud de consejeros está la sabiduría” Otros pueden ver las cosas mejor que tu.
No menosprecies ni a los niños, a veces ellos pueden ver lo que tú no ves.
En Roma había un problema de que algunos por motivos religiosos no comían carne, y otros que comían trababan de condenarlos por este hecho y el asunto acabó en conflicto.

4.- ¿Tu quien eres”.- “Nadie tenga mayor concepto de si que el que debe tener”
La clave está en saber quién eres tú, y entender que solo eres un pequeño engranaje en un mecanismo enorme llamado reino de Dios.

5.- Corazón de un siervo del rey.- Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos” (V.7-8)
La gente del reino de Dios vive para el Dios del reino.
¿Para qué o quién vives tú? Si quieres saberlo solo tienes que contar el tiempo que inviertes en servir a Dios y cuanto das a Dios.

6.- No nos pertenecemos.- Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos” (V.8)
La gente del reino de Dios sabe que es del Señor y que pertenece a Dios.
Hemos sido comprados por Dios con su sangre, hemos sido liberados de las ataduras del diablo, no nos pertenecemos.
“Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven” (V.9) El propósito de la venida de Jesús es ser Señor, tomar posesión del reino.
 La corrupción de lo mejor es la peor de las corrupciones.
7.- Tengamos conciencia de quien nos ve.- Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo” (V.10)
Dios te ve y va a juzgarte. “De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí” (V.12)

8.- Decidir no poner tropiezo.- “decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano” (V.13)
Tomar el compromiso delante de Dios no ser tropiezo a nadie, es una posición que ha de tomar nuestra voluntad. Hemos de hacer todo lo posible para que reine la paz

9.- ¿Qué es el reino de Dios?.- “porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo” (V.17)
Cuando dice que no es comida se refiere al tema por el que estaban discutiendo, no son cosas por las que la gente se pelea.

El reino de Dios es: Justicia, paz, gozo. En otras palabras orden en el amor de Dios.
 Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla