miércoles, 8 de febrero de 2017

La alabanza, arma de guerra- Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

La alabanza, arma de guerra
 Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

Te exaltaré, mi Dios, mi Rey, Y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. 2. Cada día te bendeciré, Y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. 3. Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; Y su grandeza es inescrutable. 4. Generación a generación celebrará tus obras, Y anunciará tus poderosos hechos. 5. En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, Y en tus hechos maravillosos meditaré. 6. Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, Y yo publicaré tu grandeza. 7. Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, Y cantarán tu justicia. 8. Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia. 9. Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras. 10. Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, Y tus santos te bendigan. 11. La gloria de tu reino digan, Y hablen de tu poder, 12. Para hacer saber a los hijos de los hombres sus poderosos hechos, Y la gloria de la magnificencia de su reino. 13. Tu reino es reino de todos los siglos, Y tu señorío en todas las generaciones. 14. Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos. 15. Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. 16. Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente. 17. Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. 18. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. 19. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. 20. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos. 21. La alabanza de Jehová proclamará mi boca; Y todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre” (Salmo 145)

Como hemos visto con anterioridad, el reino de Dios tiene su ejército, y este ejército necesita armas.
En el reino de Dios nuestras armas son diferentes a las usadas por el resto de los ejércitos de la tierra porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (II Corintios 10:4)
Este salmo nos habla de una de las armas del ejército de Dios, la alabanza.
1.- Exaltar a Dios y a su nombre.- (V.1) El soldado de Dios ha de exaltarle ¿Qué sale de nuestros labios?
Cuenta sus maravillas, proclama su grandeza.

2.- Exalta a Dios cada día.- (V.2) La alabanza no es algo que se hace cuando se siente o cuando todo va bien,  es algo de cada día.
Nuestros sentidos nos engañan, pero Dios no.

3.- Proclamemos que Dios es grande.- (V.3) Su grandeza es inescrutable, es tan grande que no podemos ni imaginárnoslo.

4.- Alabemos a Dios por lo que es y por lo que hace.- V.5.- En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, Y en tus hechos maravillosos meditaré.
Meditemos en Dios, no dejemos de pensar en su grandeza.
No dejemos que nuestra mente se llene de otras cosas, sino meditemos en Dios, y tendremos fuerzas para el combate.

5.- Hablar y publicar.- (V.6) Hablar es algo limitado, se transmite a la gente cercana, pero publicar es hacer que llegue a todos los rincones.
Proclamar es también hacer llegar lejos lo que se habla.

6.- Dios es bueno.- (V.8-9) No entenderemos la totalidad de su bondad y su clemencia hasta que estemos en el cielo y veamos todo lo que nos ha perdonado.

7.- Bendigamos a Dios.- (V.10) Hablemos bien de Él.

8.- Da testimonio de su poder.- (V.11) Cuando Dios haga algo contigo no lo calles, dilo a la gente, que todos sepan la grandeza y el poder de tu Dios.

9.- Hagamos saber a otros.- (V.12) La gente no sabe quien es nuestro Dios, es importante que nosotros se lo digamos.

10.- Su reino es eterno.- (V.13) Por la eternidad es rey, estamos en el bando vencedor, nuestro rey va a ser rey por siempre, nadie va a quitarle el reinado.

11.- Sostiene a los caídos.- (V.14) Los heridos en el campo de batalla serán sostenidos por el mismo Dios.

12.- Dios es proveedor.- (V.15-16) Toda la logística de su ejército viene de Él. No te preocupes por los suministros, Dios te los va a traer.

13.- Dios está cerca de sus siervos.- (V.18) No peleamos solos, Él nos acompaña.

14.- Cumplirá nuestros deseos.- (V.19) Cuando su ejército cumple sus órdenes y obedece a Dios, tiene un plus, sus deseos son importantes para Dios, y los suple.

15.- Dios nos protege.- (V.20) Los soldados van a la guerra con parapetos, o patrullas que están para apoyarlos en caso de necesidad. El guerrero de Dios está cubierto por Dios mismo.

16.- Tu boca es tu arma.- (V.21)La alabanza de Jehová proclamará mi boca”
Alaba a Dios, proclama sus maravillas, tu boca es tu arma en la guerra contra Satanás.


  Iglesia cristiana evangelica Manantial de vida de Sevilla

lunes, 30 de enero de 2017

Un reino de paz- Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla

Un reino de paz
 Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla
Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2. Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3. El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4. ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5. Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. 7. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 9. Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 10. Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11. Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,  Y toda lengua confesará a Dios. 12. De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 13. Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. 14. Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es. 15. Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió. 16. No sea, pues, vituperado vuestro bien; 17. porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 18. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. 19. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” (Romanos 14:1-19)

Las relaciones siempre son complicadas. Es difícil llevarse bien con todo el mundo durante todo el tiempo.
 Es normal que haya roces.
En la iglesia de Roma también surgieron problemas de relaciones y el apóstol Pablo les indica que el reino de Dios es un reino de paz.
Este pasaje nos indica cómo convertir las relaciones en un reino de Paz.

1.- Recibir.- “Recibid al débil en la fe” hemos de tener un corazón dispuesto para recibir a otros.
El orgullo establece fronteras, el reino de Dios está abierto para todos.

2.- Evita la contención.- (V.1) “No para contender sobre opiniones” Literalmente dice “No para juicios de razonamiento”.
No estamos para debates intelectuales, ni para defender nuestras posiciones teológicas.
Por supuesto no está hablando de doctrinas básicas, sino de aquellas cosas que nosotros le podemos dar importancia, pero no son fundamentales para la vida cristiana.
Nuestra función es establecer un reino diferente, donde la paz ha de reinar.
Desechemos el espíritu de boxeador que va buscando a derecha e izquierda con quien pelear.
“Si buscas peleas las vas a encontrar”
Si no la buscas es muy difícil que te veas envuelto en una.

3.- No menospreciar.- (V.3) “El que come, no menosprecie al que no come”
Nos valoramos mucho a nosotros mismos y a nuestras opiniones y menos preciamos a los otros y las opiniones de los demás.
Date el privilegio de considerar que tal vez no llevas la razón en todo.
“En la multitud de consejeros está la sabiduría” Otros pueden ver las cosas mejor que tu.
No menosprecies ni a los niños, a veces ellos pueden ver lo que tú no ves.
En Roma había un problema de que algunos por motivos religiosos no comían carne, y otros que comían trababan de condenarlos por este hecho y el asunto acabó en conflicto.

4.- ¿Tu quien eres”.- “Nadie tenga mayor concepto de si que el que debe tener”
La clave está en saber quién eres tú, y entender que solo eres un pequeño engranaje en un mecanismo enorme llamado reino de Dios.

5.- Corazón de un siervo del rey.- Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos” (V.7-8)
La gente del reino de Dios vive para el Dios del reino.
¿Para qué o quién vives tú? Si quieres saberlo solo tienes que contar el tiempo que inviertes en servir a Dios y cuanto das a Dios.

6.- No nos pertenecemos.- Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos” (V.8)
La gente del reino de Dios sabe que es del Señor y que pertenece a Dios.
Hemos sido comprados por Dios con su sangre, hemos sido liberados de las ataduras del diablo, no nos pertenecemos.
“Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven” (V.9) El propósito de la venida de Jesús es ser Señor, tomar posesión del reino.
 La corrupción de lo mejor es la peor de las corrupciones.
7.- Tengamos conciencia de quien nos ve.- Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo” (V.10)
Dios te ve y va a juzgarte. “De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí” (V.12)

8.- Decidir no poner tropiezo.- “decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano” (V.13)
Tomar el compromiso delante de Dios no ser tropiezo a nadie, es una posición que ha de tomar nuestra voluntad. Hemos de hacer todo lo posible para que reine la paz

9.- ¿Qué es el reino de Dios?.- “porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo” (V.17)
Cuando dice que no es comida se refiere al tema por el que estaban discutiendo, no son cosas por las que la gente se pelea.

El reino de Dios es: Justicia, paz, gozo. En otras palabras orden en el amor de Dios.
 Iglesia cristiana evangelica manantial de vida de sevilla

lunes, 23 de enero de 2017

Disciplina de ejército en el reino- Iglesia cristiana evangélica Manantial de vida de Sevilla

Disciplina de ejército en el reino
 Iglesia cristiana evangélica Manantial de vida de Sevilla

Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5. Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6. Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel. 7. Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8. Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9. Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía” (Números 21:4-9)


El pueblo de Israel no entendió que Dios quería convertirse en un reino y de dejaba llevar por las emociones y sentimientos. Esto producía cambios de ánimo extremos.
Un reino tiene que tener un rey (Dios), unas leyes (la Biblia), un territorio (el mundo), unos súbditos (los cristianos), y un ejército (Gente comprometida)
Veamos algunas lecciones que aprendemos de este pasaje acerca de la mentalidad de disciplina de ejército que tenemos que tener. 

1.- Se desanimaron.- “se desanimó el pueblo por el camino”
Mucho andar en el desierto “¿para qué, tal vez para nada?”. A veces cuando estamos mucho tiempo sin ver frutos en nuestras vidas o en la iglesia nos desanimamos, un ejército puede desanimarse.
-   Tal vez lleva orando mucho tiempo por algo que no llega y hay un momento de desánimo.
-   Tal vez Dios dio una promesa y aún no se ha cumplido.
-   Tal vez trabajas duro y ganas poco.
-   Tal vez tienes problemas en casa durante años y no se arreglan.
Cualquier cosa que no produce lo que esperamos puede acabar en producirnos desánimo.

2.- La gente habló contra Dios y Moisés.- (V.5) El desánimo puede llegar, a todos nos ha ocurrido alguna vez en nuestra vida, pero por amor a Dios y a ti mismo, quédate ahí.
El desánimo les hizo pecar. Hay que tener disciplina para desanimarse y no pecar.
Desanimado, pero persistiendo y confiando en la fidelidad de Dios.
No des el paso delante que dio el pueblo de Israel: “Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés”
Hacer esto es llevar el desánimo un paso más allá, y es peligroso.
Si te desanimas en tu desánimo alaba a Dios y no te quejes.

3.- La gente con disciplina sabe que las palabras son cosas reales.- Bendicen o maldicen.
Cambian el ambienten, frenan la conquista o ayudan a conquistar.
Hablar mal de Dios y de la iglesia produce retroceso en aquellos que son débiles y necesitan que se les anime, no que se les machaque.
Tengamos cuidado con lo que sale de nuestros labios, porque podemos estar creando maldición en nuestras vidas y en la de otros.
Una iglesia que conquista es una iglesia en la que todos nos apoyamos y peleamos la buena batalla de la fe, dándonos animo y fortaleciéndonos los unos a los otros.
Dios no los castiga por desanimarse, lo hace porque desanimaron a otros hablando.

4.- Las quejas son fundadas.- No eran mentiras, ya que estaban en un desierto, no había pan, no tenían agua y estaban cansado del Maná.
Si alguien se queja de cosas que no ocurren no suele tener efecto, la gente sabe que algo va mal en esa persona.
Pero cuando se queja de cosas que ocurren la evidencia le da la razón al quejoso.
Se quejaron de cosas que pasaban, pero no de cosas que eran desagradables a Dios.
Normalmente el que se queja no lo hace porque no vea lo que está sucediendo, que lo está viendo, lo hace porque no ve a Dios por encima de las circunstancias e ignora las consecuencias de sus quejas.
La gente con disciplina de ejército ve a Dios.
A veces tras la queja hay intereses egoístas, se quejan de lo que todo el mundo ve, para ellos conseguir algún tipo de beneficio personal.

5.- La gente con disciplina sabe que la gente joven y la carnal son las víctimas de las quejas.- Estas son las que tienen problemas y los que luego sufren las consecuencias.
La gente madura y la espiritual está con Dios y con Moisés sin importarle el desierto, la falta de agua, la falta de pan, o el maná.
La gente con mentalidad de ejército cuida de los débiles, tiene corazón paternal.

6.- La queja produce muerte.- (V.6) “Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel”
Serpientes que mordían y producen dolor semejante al fuego.
Lo que sale de la boca acaba volviéndose contra ellos.
Con la boca se quejan, con la boca de las serpientes son mordidos.

7.- Si fallaste al menos entiende el arrepentimiento.- “Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes” (V.7)
El dolor de haber fallado a Dios produce tantas angustias que la gente inteligente acaba arrepintiéndose.
Qué bueno que se arrepintieran porque el arrepentimiento audible aleja el efecto del dolor de la queja.
La queja sale por la boca, y el arrepentimiento ha de salir por la boca.
Lo que la boca ha dañado ha de restaurarlo la boca. La gente que estaba confundida con la queja, tiene que oír de los que se quejaron que estaban equivocados, para disipar todas las dudas.

8.- Moisés oró.- “Y Moisés oró por el pueblo” (V.8)
El hombre de Dios ora, no se defiende con sus métodos naturales.
A nivel personal cuando escuches críticas haz dos cosas: primero ora, segundo analiza, tal vez están diciendo cosas que tienes que cambiar y tu no te dabas cuenta.
Lo que nos libra de la destrucción de la queja son nuestras oraciones.
Cuando se quejan de ti o de la iglesia, ora, es lo único que puede llevar a la gente a arrepentirse.
Claro en el proceso Dios se mueve y aparecen serpientes ardientes.

9.- Jesús fue levantado igual que la serpiente.- “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15. para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:14-15)
Igual que el pueblo de Israel se apartó de Dios con la queja, también el mundo se ha apartado de Dios con la queja. Solo Cristo puede volver a acercarnos a Dios.
 Iglesia cristiana evangélica Manantial de vida de Sevilla


lunes, 16 de enero de 2017

Ver señales, ver reino y entrar en el reino- iglesia cristiana evangelica Manantial de Vida de Sevilla


Ver señales, ver reino y entrar en el reino
  iglesia cristiana evangelica Manantial de Vida de Sevilla

Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 2. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 3. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5. Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 8. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. 9. Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? 10. Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? 11. De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. 12. Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? 13. Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. 14. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15. para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.16. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:1-16)

Este pasaje nos enseña cosas importantes sobre el reino de Dios. Todo se inicia con Nicodemo que decide acercarse a Jesús. No era fácil, era un principal de los judíos y además fariseo.
Tenía status y prestigio, además de ser un convencido de su religión.
Con todo ello deja todos sus perjuicios y decide ver a Jesús, eso sí, de noche.

1.- Nicodemo le habla de lo que ve.- “Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él” (V.2)
Señales, prodigios, milagros, realizados por el Señor. Esto para Nicodemo era la prueba de que Jesús venía de Dios y tenía su respaldo.
La gente ve señales y piensa que es Dios el que las realiza, pero a veces no es Dios, es un brujo que poniendo un santo, una virgen o un Cristo, hace que la gente piense que es Dios el que actúa (a veces ni ellos saben que son fuerzas espirituales de maldad)
La gente se basa en lo que ve.

2.- “Ver” o reino.- De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (V.3) Jesús no habla de ver señales habla de ver el reino.
Las señales son importantes solo si salen del reino de Dios.
Se pueden ver señales y no ver el reino.
La gente que no nace de nuevo solo se queda en la señal, la sanidad, el milagro, pero se pierde lo mejor.
Ver el reino de Dios está reservado a los que nacen de nuevo.

3.- Nicodemo no entendía nada.- “Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (V.4)
Solo entiende lo natural, lo material.
Era fariseo, religioso, pero no sabía mucho sobre el mundo de espíritu.
Se puede ser religioso y vivir lejos del reino de Dios.
Se puede estar cerca del reino de Dios y no participar de él.

4.- Entrar.- “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (V.5)
Primeramente le habla de ver, pero ahora le habla de entrar. Primero se ve, luego se entra.
Israel vio la tierra prometida y luego entró en la tierra prometida.
Ver anima, entrar cuesta.
Hay quien ve y no entra, pero la meta es entrar.

5.- Para entrar hay que nacer del espíritu.- Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es” (V.5-6)
Se nace del agua que es el nacimiento natural “romper aguas”.
Se nace del espíritu que es el nacimiento espiritual
Entrar en el reino de Dios implica nacer dos veces, la física, que es común a todos los seres humanos, y la espiritual que solo la adquieren los que nacen después del nacimiento físico.
Lo que nace de la carne, solo es carne y la carne y la sangre son polvo que vuelven al polvo, pero el que nace del espíritu permanece para siempre..

6.- Las dimensiones del Espíritu Santo son incomprensibles para la mente humana.- El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”
No se puede entender lo de Dios sin nacer de nuevo, porque lo que nace del espíritu se escapa de la dimensión natural

7.- ¿Cómo entrar en el reino?.- Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” V.16
a.- Entendiendo que Dios te ama.
b.- Entendiendo que Dios mando a Jesús.
c.- Entendiendo que la base de la salvación es la fe. (“todo el que crea en Él”)
d.- Entendiendo que creer en él da seguridad. “No se pierda”
f.- Entendiendo que creyendo en él se tiene vida eterna.- La dimensión espiritual no solo es para esta tierra, también trasciende y va más allá, te lleva a estar todo la eternidad con Dios.
  iglesia cristiana evangelica Manantial de Vida de Sevilla